Ensayo Sobre Temas de Actualidad Social en Chile

bandera.jpg

El sistema de educación en Chile se ve fuertemente descentrado, ya que desde la creación de los nuevos modelos educacionales como la “Reforma”, han generado una serie de cambios afectando principalmente a los niños y jóvenes del país. Esta reforma modifico considerablemente las horas cronológicas de estudio, aumentando incluso a la denominada jornada completa, lo que en vez de ser una mejora para los estudiantes solo ha acarreado una baja calidad en la enseñanza que se entrega, mayor competitividad en los alumnos, mayor crecimiento de patologías asociadas al estrés por la cantidad de materias y poco tiempo para el esparcimiento,  además la generación de mucha violencia en los colegios y liceos del país, llegando inclusive a penosos hechos de muerte que se han suscitado en los últimos años. La educación sin duda para el gobierno actual es un fuerte desafío pendiente, si bien se habla mucho de las mesas de diálogos y de los nuevos proyectos que pretenden mejorar el sistema, en la práctica no se da. Por lo mismo hoy en día la educación secundaria y universitaria ha querido hacer presión al gobierno convocando a masivas manifestaciones en las principales ciudades del país, haciendo exigir sus derechos como ciudadanos y exponiendo principalmente la culminación del lucro con la educación chilena de la que solo son beneficiados los grandes accionistas y privados del país, además de mejorar la calidad de la enseñanza entregada, de que la tarjeta de la locomoción sea gratuita todos los días del año, en definitiva todas grandes mejoras a las que aún no se han dado soluciones. Lo que le ha quedado claro al país es que ya no se teme hacer exigencias tan masivas, además de formas tan diversas como las denominadas marchas pacificas que solo han sido una intervención cultural en todo su pleno, es memorable ver que se puede hacer mucho por conseguir la tan anhelada educación gratuita para Chile, pero para llegar a eso se requiere de un cambio de mentalidad de los actores sociales de gobierno que viven con calculadora en mano viendo cuanto es lo se gastan en los colegios, liceos y universidades del país, en vez de ver que cada niño y joven son el futuro del mismo y que se debe invertir ahora para cosechar en un futuro no muy lejano una persona capaz de ver la realidad en la que está inserta y gestionar mejoras al  país con aportes concretos en sus diversas áreas y no formar seres individualistas y competitivos exitistas que solo consiguen un negocio propio para empobrecer cada día más el país.

Si bien la educación es un tema que principalmente es abordado por distintos medios y de distintos enfoques, lo que queda claro es que ha dejando casi inexistente la presencia de los pueblos indígenas de Chile como por ejemplo los mapuches, a los cuales ni siquiera se consideran importantes a la hora de generar planes de enseñanza que fomenten y potencien nuestras raíces como el Mapudungum, sin duda un lenguaje bilingüe motivaría enormemente a no perder lo nuestro. Es acá donde a nivel de enseñanza se hace una mayor critica al sistema ya que considera más importante el fomento de la lengua española o castellana y el Inglés, todas como base de enseñanza de aprendizaje primario y esencial hoy en día. Y no solo en esta área es donde vemos reflejado la exclusión que el país ha hecho con el pueblo indígena, han sido asediados y perseguidos por quitar sus tierras, por erradicarlos a zonas cada vez más erosionadas y poco fértiles, a tratarlos y procesarlos en la justicia como lo peor y más bajo que tiene el país, cegando los ojos a todo derecho que ellos tienen sobre la lucha histórica que han dado por permanecer allí en lo suyo en su tierra y todo para que para entregar los bienes naturales a los extranjeros, a las transnacionales a las grandes industrias forestales que solo pretenden lucrar con la tierra que nunca les perteneció. Sin dura Chile le debe un reconocimiento importante a este pueblo que solo a tratado de mantenerse vigente respetando la naturaleza, tomando de ella solo lo necesario para vivir y agradeciendo día a día los recursos que esta les entrega.  Sería importante una integración que le dé más representación política, cultural, educacional y social, para que ellos como pueblo no sientan que son solo un grupo más que habita, vive y muere sin dejar huella de su riqueza.

El ver esta realidad que Chile como país hace al pueblo mapuche deja en claro que la identidad y sociabilidad del chileno está debilitada consciente e inconscientemente las causas: el bombardeo de información del que ha sido victima los últimos veinte años. Esta identidad de chileno trabajador, valiente, sacrificado paso a ser negativamente calificado como flojo,  borracho y ambicioso a lo cual se justifica expresando que hoy día la vida es más difícil que antes. Esto hace que se valore más la capacidad de “aguante” para hacer frente a las dificultades. Además surge en este contexto el actuar de manera más individualista y competitiva, frente a las oportunidades o enfoques de desarrollo. De la sociabilidad es importante decir que el chileno tiene variantes que lo identifican como por ejemplo que: le cuesta expresar a sus cercanos lo que siente, lo que quiere tiende a expresar esta información cuando sabe que puede perder a un ser querido o definitivamente cuando alguien fallece lamenta no haber sido sincero, además le cuesta ser autentico prefiere muchas veces ser otro o aparentar lo que no tiene por temor al ridículo. Como estereotipo está marcado por un sentimiento de inferioridad, de una identidad no realizada  y una potencialidad contenida y disminuida. Es curioso en este aspecto que en comparación con vecinos extranjeros argentinos, el chileno tiende a verse inferior no teniendo una explicación clara para ello, sin embargo frente a peruanos y bolivianos se ve como alguien superior. Si bien así como aspectos negativos que se han planteado también esta lo opuesto y es que el chileno dentro de sus mejores aspectos sociales es que es tremendamente solidario, siendo un agente activo a la hora de colocar su granito de arena en cualquier actividad que es convocado ya sea de índole local o nacional, otro rasgo es que es visto como cariñoso, amable y acogedor  por los extranjeros que visitan el país.

Pero todo este proceso de identidad y sociabilidad cambiante que posee el chileno también es producto de la “máquina” en la cual está inserto, la realidad de vida en la cual se ha obligado a los chilenos a vivir ha provocado que este proceso de adaptación lo convierta en un ser individual, materialista y consumista,  todos actos del cual solo es una víctima. El medio ha generado principalmente que la felicidad se consigue a costa del consumismo y el materialismo, y por esta razón el chileno quiere trabajar más para gastar más y es acá donde entran en juego las grandes empresas que con su bombardeo de productos ya sean de comida, vestuario, tecnológicos de entretenimiento, etc. Y el chileno se endeuda porque con o sin dinero compra, las tarjetas de crédito han facilitado mucho la vida sobre todo de los estratos medios que en muchas ocasiones solo trabajan para pagar el sobreendeudamiento en el que se encuentran, consumen con el solo hecho de salir a “vitrinear”, y de preferencia en algún “Mall”, porque tienen el privilegio de ser completísimos en productos y servicios (supermercados, patio de comidas, tiendas de vestuario, calzado, compañías telefónicas, etc), pero todas estas actitudes ya no llaman la atención, fue un proceso de adaptación que llego rápido y que solo ha generado la perdida de nuestra propia identidad y cultura.

Si bien el consumismo en el chileno ha acarreado niveles insospechados a tal punto que muchas de la tiendas en las grandes ciudades ha producido que tengan ventas nocturnas, lo que significa una entrada directa de dinero para estas empresas, pero por otra el factor trabajo sobre todo en el comercio, es tremendamente malo en condiciones horarias. Chile es uno de los países del mundo en que más horas se trabaja en comparación con otros países de Europa. Todo por satisfacer la gran demanda consumista que tiene el mismo país.  Sin embargo esto tiene grandes efectos negativos para los trabajadores, ya que las jornadas extensas han acarreado niveles de cansancio y estrés muy elevados, y el bienestar, la calidad de vida, salud física y mental se hacen insostenibles, lo que produce las licencias medicas, la baja producción y la falta de compromiso de los trabajadores. Si bien la ley se ha modificado con respecto a este tema (año 2001), pero las fiscalizaciones y multas a las empresas son muy flexibles y además las empresas amedrentan a los trabajadores cuando se producen denuncias en su contra, diciéndoles que hay mucha gente esperando por los puestos de trabajo y que trabajarían conformes en esas condiciones.

Lo que queda claro es que existe poco compromiso en velar los derechos de los trabajadores por parte de las autoridades de gobierno, ya que no se han creado leyes rigurosas que beneficien a los trabajadores. Lo único que se consigue es hacer presión a través de paralizaciones por parte de los trabajadores para hacer exigir sus derechos, muchas veces por la razón o la fuerza.

El horizonte frente a la igualdad de derechos tanto para empleadores como trabajadores, se ve cada vez más lejano en Chile, es una cantidad mínima la que cumple y respeta a los trabajadores por eso casi se ignoran. El sistema económico actual fue producto del modelo neoliberal y por consiguiente solo beneficia a unos pocos, acá los grandes ganadores siempre serán los que se encuentran en un nivel socioeconómico alto, ellos son los que expresan confianza, entusiasmo y orgullo frente al futuro, mientras que los grandes perdedores del sistema económico son los de la clase media y baja, acá existen sentimientos de inseguridad, pérdida y enojo frente a la sociedad, sintiendo fuertemente la brecha muy extensa entre las clases sociales de Chile. Si bien el sistema económico en teoría beneficia a todas las clases sociales de una u otra manera, en la práctica solo beneficia a unos pocos existiendo una brecha enorme de desigualdad social.

La valoración que cada chileno hace frente a este tema es que si existe trabajo digno, existirán perspectivas futuras de crecimiento, no solo a nivel de país, sino también de cada ciudadano hacia el futuro que quiere una mayor proyección para sus hijos. La encuesta PNUD, refleja en este sentido que los chilenos consideran que entre todos podemos cambiar el sistema económico, ya que fue impuesto, y que existen herramientas en el país para lograrlo, pero que no existen los esfuerzos suficientes, sobre todo por parte del sistema político que si bien es “democrático” aún sigue sumido a las decisiones de quienes representan los distintos partidos, y claramente los intereses que ellos tienen no son lo mejor para la ciudadanía ni para el país. 

Otro aspecto importante que afecta directamente a la ciudadanía es la protección social, es uno de los grandes desafíos que tiene el gobierno, uno de los más importantes, ya que este sistema aporta una sensación de seguridad frente a un mundo incierto, no solo disminuyendo la ansiedad respecto del futuro, sino que permite que las personas sean cada vez más osadas en sus proyectos. Pero el sistema de protección social en Chile tiene características que dificultan el avance hacia un mayor desarrollo humano, uno de ellos es que muchos chilenos no tiene acceso a elementos de protección social u obtiene beneficios insuficientes e irregulares. El otro es que todo el sistema de protección social el poder es concentrado en quienes controlan los sistemas privados de salud y previsión. Por consiguiente el actual sistema de protección social en Chile está en manos de privados, lo que requiere ajustes que reduzcan las desigualdades y la marginación de una importante cantidad de chilenos. Factores como la falta de oportunidades laborales, los altos costos previsionales,  en genero las mujeres, el aumento del desempleo, etc. Han provocado que solo los beneficios sean para las minoría del país. En el actual contexto el rol del estado fue asegurar principalmente mínimos críticos de seguridad para los más vulnerables. Algunos cambios fueron el seguro de cesantía y el plan Auge.

Las AFP e Isapres en Chile son quienes debieran velar por la seguridad de los fondos de sus afiliados, que con mucho esfuerzo y por años los reúnen para su jubilación, pero solo se ha traducido en la baja de las mismas. Lo único que han hecho es invertir los fondos y hacerse cada vez más ricos ellos como empresas privadas.

Con respecto al plan Auge este solo acoge algunas patologías graves que afectan a los chilenos, pero el resto de la ciudadanía muere esperando soluciones.

Queda claro que la desinformación sobre el sistema de protección social es una gran barrera que impide a los chilenos crear acciones; preocupa la falta de información en materias básicas del sistema de protección social; carencia que desempodera a las personas y les resta oportunidades para mejorar sus condiciones de vida.

Es importante mencionar especialmente en este ámbito de la protección social, que la mujer se ha visto principalmente afectada, por el alto costo de los planes a los que puede afiliarse, el hecho de ser carga de sus esposos y no trabajar acrecenta aun más esta brecha de desprotección, aunque hoy en día puede verse beneficiada  luego que jubile a los 65 años, con una pensión básica solidaria de $75.000.- pero para esto también debe cumplir requisitos y ni siquiera es seguro que la pueda obtener. Sin embargo la mujer chilena ha sabido salir adelante, muchas veces con el apoyo de una familia integral o también por circunstancias de la vida sola con sus hijos, lo que es más valorable aún.

Desde que en los conflictos de género, el rol de la mujer cambio en nuestra sociedad, esta se vió enfrentada a ejercer dos labores, la de madre en el hogar y la de trabajadora activa en la sociedad, tomando una posición más independiente y responsable al asumir cualquier reto. Si bien la equidad de género en comparación a los trabajos realizados por hombres no se da totalmente, por ejemplo en los mismos cargos las mujeres reciben una remuneración más baja. Se han conseguido frutos importantes en el camino como un mayor reconocimiento en cargos públicos, y empresas privadas, falta mucho aun por la equidad de género. El hombre por su parte históricamente se ha visto como el dominador al salir del hogar y ser más independiente, pero desde la emancipación femenina se ha visto desafiado y ha experimentado un desconcierto. Es importante decir que las parejas actuales sobre todo las más jóvenes han asumido con mucha más equidad este cambio de la mujer y lo han apoyado en el proceso tomándolo de una manera positiva.

Otro factor importante en todo este proceso de cambios en los generos es que también se han modificado las conductas en la vida intima, afectiva y las conversaciones, ya que las formas de vincularse son mucho más abiertas y el respeto que a esto se le ha dado hoy en día cobra mucha más importancia. Antes en nuestra sociedad, sobre todo en Chile, era un tabú hablar abiertamente de la sexualidad, hoy se producen con más apertura e importancia tanto en las parejas como hacia los hijos, lo que es valorable, sin embargo queda un grupo que aun mantiene silencio frente a todos estos temas, no conversan con sus hijos sobre los métodos anticonceptivos, ni el respeto que deben tener hacia su cuerpo. La adolescencia y juventud  también ha adoptado el informarse a través de medios equivocados como lo son internet, lo que ha alejado aun más las conversaciones con los padres. Otro factor es que las relaciones que se están produciendo ya no son fruto del amor de pareja, sino más bien para satisfacer las necesidades individuales, lo que como sociedad nos empobrece un poco más con nuestra identidad.

Si bien podríamos decir que este cambio en los adolecentes y jóvenes es algo que tarde o temprano pasaría, ya que producto de la globalización es fácil informarse de lo que sucede en el resto del mundo y los jóvenes quieren actuar e imitar la vanguardia y excentricidades extranjeras. El acceso información tan rápida a través de medios como internet, ha traído consecuencias que han afectado la cultura del país, ya sea celebrando fiestas que no son ni siquiera propias como Hallowen, navidad, y perdiendo el verdadero sentido inclusive de nuestras propias fiestas, dejando de lado nuestra propia identidad. La vestimenta no quiere quedar atrás con la vanguardia y acá han entrado mercados desde chinos hasta europeos afectando fuertemente nuestra economía nacional ya que hay más variedad de productos pero a menor costo. En relación a los lazos políticos Chile, ha firmado acuerdos económicos con Estados Unidos y la verdad eso solo nos ha empobrecido más, ya que exportamos nuestros productos y materias primas en bruto, y luego ellos nos la venden procesada a un costo mucho más alto por todos interés que esta compra trae consigo. Las consecuencias de ser un país influenciado por la globalización mundial nos ha traído cosas positivas como: Ampliación del mercado y aumento de la eficiencia productiva,
Disminución de la pobreza y mejoramiento de los índices de desarrollo humano, Difusión de nuevas tecnologías, El libre comercio aumenta el número y la calidad de productos que están disponibles para el consumidor. Y también otras negativas como: Los más beneficiados han sido los países avanzados, y solo algunos de los países en desarrollo,  Ampliación de las desigualdades sociales. El privilegio que tiene el capital sobre el trabajo y la importancia que se le otorga a las relaciones mercantiles, facilitando la concentración de la riqueza en pocas personas en detrimento de la pobreza de muchos. Exalta una concepción del crecimiento, basada en el crecimiento económico materialista, sin tener en cuenta al ser humano social. Llevando a una exclusión de aquello que no tenga valor económico, en donde la exclusión se formaliza como uno de los principales resultados.

En definitiva ser individuo en Chile significa, primero ser bombardeado por información y constante cambio, teniendo como obstáculo desde el ingreso a una educación de calidad, ingreso a un sistema de salud pertinente, un seguro de protección social inestable según las circunstancias de vida que tengas y sea cual fuere es un sistema empobrecedor, ingreso a oportunidades laborales buenas si tienes un titulo técnico o universitario y malas si con suerte terminaste la educación secundaria, etc. Los mayores temores son la incertidumbre sobre todo en el desarrollo positivo de los proyectos de vida, el temor a no tener un trabajo que sustente y solvente todas las necesidades básicas de subsistencia.

A pesar de todo lo expuesto en este ensayo que son solo comentarios personales respecto de los temas de actualidad, te invito a que te informes cada día de lo que sucede, a que seas también tú un crítico frente a la sociedad en la que nos encontramos y rescates de ello algo que te engrandezca cada día más….como dice el refrán “El hombre que no se informa, no tiene derecho a opinión”.

 

Autora: Evelyn Moya González

Estudiante 3° Nivel  - Téc. Social mención Políticas de Infancia

CFT. San Agustín de Talca Sede Linares

|

Comentarios

Muy bueno su ensayo Evelyn

Gabriela Sánchez

Responder
Que fuentes usaste para esto?
Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar